Sexo impuesto

Posted: August 1, 2012 by jennroig in Articles, Spanish
Tags: , , , , , ,

(Texto originalmente publicado en Alma Mater, abril 2009)

Daphne y Apollo, de Bernini

1:00 AM: Sandra va hacia su cuarto en la beca. Viene de la recreación borracha y acierta la llave en la cerradura. Entra, olvida cerrar y cae en cama como peso muerto. Regresó temprano, está sola en la habitación. De pronto, un cuerpo cae sobre ella. Le están zafando el pantalón y vislumbra, distorsionada y desenfocada, la cara del joven con quien estuvo bailando. Pero ella no lo invitó y ahora siente que la penetra. Quiere protestar, luchar, pero tanto alcohol no la deja.

8:00 AM: Sandra despierta. Un brazo ajeno rodea posesivo sus caderas. Observa sin entender al hombre a su lado. Está desnudo. En las otras literas, duermen las compañeras de piso. Nace el asco, no exactamente de la resaca.

Lo aparta, por qué está él ahí. Siente su responsabilidad con las otras y lo cubre con la sábana. No sabe qué hacer con él… no sabe qué hacer con ella. En el baño, vomita. Luego se mira al espejo. Tiene un agujero negro en la memoria, pero algo le dice que ella no quería.

9:00 AM: En el aula, Sandra oye la voz del profesor de Derecho Penal como un background sonoro ininteligible. No atiende a clase. En cambio, repite mentalmente sus acciones de la víspera. Por más que trata, no recuerda besar o haber incitado al chico a seguirla. Aunque le parece haberlo visto en Psicología, ni siquiera sabe su nombre. Repasa el procedimiento para comprobar una violación; como estudiante de Derecho, conoce cuán complicado es. Tampoco está segura de haber sido violada.

 

Cualquier ciudadano promedio, como cualquier estudiante, becario o no, sabe que la violación es un crimen. Pero la mayoría de nosotros, al escuchar del tema, suele imaginar una mujer martirizada, golpeada, vejada, obligada a ser penetrada mediante la fuerza bruta o la amenaza de algún arma.

En esos casos, está claro que el culpable debe ser castigado y la ley establece claramente cómo. En presidio, los convictos de pederastia y los violadores son unánimemente repudiados por todo el resto de la población carcelaria y deben ser confinados aparte para evitar en muchos casos los linchamientos. Ni siquiera el asesinato es tan mal visto.

No obstante, Sandra intuye que el consenso colectivo no se aplica en su caso. Se da cuenta de algo que no hubiera pensado antes: a pesar de cuánto se intenta proteger a la mujer, de los logros y de lo que aún se hace, la luz bajo la que se examinaría su caso es todavía difusa. Regresa al sentido de qué es violar: violar es violentar, lo cual ahora le parece no implica necesariamente el uso de fuerza. En contradicción, decide no hacer nada… Sin pruebas, si lo confesara, habría opiniones encontradas, muchos la culparían por estar borracha, alguien atestiguaría que ella provocó al joven, mientras bailaban sensualmente toda la noche. No contará nunca a nadie; cuando pregunten sus compañeras de cuarto, dirá que fue un cuadre de una noche.

Sin embargo, una rabia le nace por dentro y por un segundo no la deja respirar. Se calma, tiene que aprender a vivir con eso y olvidar.

Hasta dónde sé, Sandra no existe. Aunque hace días escuché de una amiga una anécdota semejante. Después recordé otras parecidas, oídas tiempo atrás. Ya no estoy tan segura de que Sandra no sea más real de lo que imagino. Igual no es lo que importa: ella sería sólo un testimonio…

Me preocupa más la actitud de mi amiga: no me dijo el nombre de quien se coló en su cuarto, pero sí que era un amigo. Asegura no haberlo provocado, pero está convencida de que él no es un delincuente y sí un excelente alumno que cedió a un impulso irracional. Lo afectaría si lo acusara de violador. No la entiendo, por eso lo escribo, para que alguien me explique.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s