En Chile, machismo a la carga

Posted: April 12, 2013 by jennroig in Commentary, Spanish
Tags: , , , , , ,
Carolina Fuentealba, asesora política de Parisi

Carolina Fuentealba, asesora política de Parisi

Carolina Fuentealba se llama, es egresada de Derecho de la Universidad Católica de Temuco en Chile y ahora está trabajando como asesora política del candidato presidencial Franco Parisi. Francamente, esta chica debe ser la luz de los ojos de sus padres, de su familia entera y quizás de buena parte de sus tal vez muchos amigos. Probablemente es hasta inteligente, de pronto hasta brillante. Pero no han sido sus méritos los que me han llamado la atención, sino el perfil que le han hecho en la publicación chilena Las Últimas Noticias, titulado “La Asesora Política de Parisi tiene pretendientes por todos lados“. Firma: Carolina Acevedo.

Hace un tiempo, cuando escribía sobre otra desastrosa evidencia del machismo chileno, y del mal talante que presentan las mujeres dedicadas a la política de ese país (fuera de la Bachelet, valga la aclaración), la protagonista era la joven de cuna Bernardita Ossandon. Pero aquella vez la niña rica me hizo reír, y sabiendo que su única preparación en la vida ha sido para ser buena esposa, sus respuestas incoherentes eran tan tontas que no se podían tomar en serio. Además, estaba postulándose como concejala, y salvo el hecho de que estaba abusando del apellido, no era para tanto la indignación.

Sin embargo, ahora los medios chilenos van de nuevo a la carga, para sentar cátedra de cómo se puede humillar todo lo posible a una mujer profesional, rebajarla hasta que s opinión no tenga valor, y encima que entrevistada y escritora colaboren a alcanzar semejante propósito.

Para empezar, el texto se incluye dentro de la sección “Política”, y quien lo lea se quedará con serias dudas de qué concepto podrá tener el editor de este medio sobre el significado de “Política”.

Luego, llama la atención la frase que pretende captar la atención de los lectores, y que se supone tenga la función de capturar la esencia de la protagonista. Dice así: “‘Me mira como a una planta’, dice la guapa Carolina Fuentealba sobre su jefe”. Curiosa elección de palabras, que me dejan la duda de cuánto valor puede tener lo que sea que diga esta chica después de reconocer de que la persona a quien se supone asesore, “la mira como a una planta”. Una planta está fija, no habla, es indefensa. Aporta oxígeno, dirán algunos, pero lo cierto es que nadie la quiere en su cuarto porque llegada la noche compite con nosotros por aire. No sé qué es lo peor, que Parisi mire a una asesora como a un vegetal, o que ella se atreva a decirlo en voz alta.

Luego el título es todo un poema: da fe de la capacidad de la chica de atraer al sexo opuesto, que “la pretenden”. Ojo, no que la tienen, porque nadie quiere arruinarle su “reputación”. No se la valida por ningún mérito intelectual, o por alguna participación en un proyecto social, o por algún logro profesional. No, lo más importante de Carolina es que es hermosa y cautiva a hombres en abundancia.

Si hasta este momento esta pobre Carolina no está lo suficientemente descartada como voz que valga la pena escuchar en un tema político, tan importante y delicado como las elecciones presidenciales de un país, lo próximo que hace la periodista es seguirla explotando como objeto del deseo, como niña preciosa: “Tiene unos ojos oscuros que atrapan, 28 años”. Una línea que calzaría mejor con la sección de celebridades de una revista del corazón.

Para continuar, su primera pregunta a Carolina no es cómo llegó a convertirse en asesora de un candidato a pesar de su juventud, o qué experiencias ha tenido en esta campaña, o su opinión de la situación política del país y qué puede Parisi aportar para mejorarlo. No, lo primero que interroga es si sus pretendientes “tienen alguna oportunidad”. Acá viene la respuesta que me escandaliza y hace abrir los ojos. En mi caso, y sé que muchas mujeres inteligentes y que se respetan que conozco lo habrían hecho, la reacción sería levantarme y dejar a la periodista con la palabra en la boca. Pero no, Carolina es tan amable que le replica muy seriamente que no hay chance que valga, porque “está saliendo con alguien”.

Al parecer, la conversación ocurrió en presencia de Parisi, porque lo próximo que se escribe es que este toma la palabra para “echarla al agua”, al decir: “tiene hartos pretendientes la Chiqui, de otros comandos la siguen varios”. Creo que, llegado este momento, la Chiqui debería pedir su renuncia de esta campaña y buscar la manera de empezar de nuevo en otra parte donde la consideraran mejor.

Pero le doy el beneficio de la duda a Carolina, atribuyo la lentitud de su reacción al hecho que se menciona, de que su cuñado murió y tuvo que dar un viaje relámpago para apoyar a su familia.

Pero la siguiente pregunta ya es para morirse de risa: ¿Por qué Parisi debe ser presidente? ¿A quién diablos le importa a estas alturas la opinión que pueda emitir Carolina sobre el hombre que debería ser electo para regir el destino de Chile durante los próximos cuatro años? Lo que sea que pueda responder la chica, ya no podría ser más irrelevante.

Después de un par de preguntas más que ya hace mucho no tienen sentido, la entrevista retoma el espíritu que no debió haber perdido, si fuera Carolina una Beyonce chilena: ¿qué cartera le gustaría, vocera o Louis Vuitton?

Como si no fuera todo esto lo suficiente humillante, no solo para Carolina sino para cualquier mujer que dé con este texto, el cierre es como de broche de oro: “¿Usted nunca la ha mirado con otros ojos, candidato?”

Honestamente, la respuesta de Parisi carece de relevancia, tanto como la de su asesora. Lo único que da lástima ver que en Chile, el país más seguro de América Latina, tierra de mapuches, de donde son Neruda, Gabriela Mistral, Víctor Jara y los Prisioneros, donde la gente hace heroicidades luego de cada terremoto, los medios sigan publicando esas cosas y los lectores pasen de largo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s